Estás en:      >     >  

Julio zaldumbide


Compártelo

Comparte por whatsapp Comparte por twitter Comparte por facebook Comparte por google+ Comparte en Pinterest Comparte por mail


Biografia



Ver biografia



Poemas de Julio zaldumbide

América y españa

Bolívar, tú que en mil gloriosas lides romper supiste del león de España la ira y poder, con más ilustre hazaña que hizo en el león Nemeo Alcides; hoy que sereno con tus pasos mides el prado Elisio; que, la horrible saña depuesta, habitas...

Oh! vosotros que dais árboles bellos

Oh! vosotros que dais, árboles bellos, sombra a la tierra, al aire galanura; aves alegres que moráis en ellos y con canciones adormís las horas; volubles vientos que mecéis festivos su copas cimbradoras; diáfanas fuentes que esparcís...

A la soledad del campo

A ti me acojo, soledad querida, en busca de la paz que mi alma anhela en su ya inquieta y procelosa vida; mi nave combatida por la borrasca de la mar del mundo, esquiva ya su viento furibundo, y en busca de otro viento sosegado dirige a ti su desgarrada...

La eternidad de la vida

Versos dedicados a mi amigo Juan León Mera. Meditación I Cosas son muy ignoradas y de grande oscuridad aquellas cosas pasadas en la horrenda eternidad, por hondo arcano guardadas. ¿Quién pudo nunca romper de la muerte...

El arroyuelo

Arroyuelo que deslizas tu cristal en la pradera, tu corriente vocinglera voy siguiendo con placer: notando voy en tu curso la variedad inconstante, en esto tan semejante a cuanto fue y ha de ser. De las cosas de la vida es imagen tu carrera, que...

La estrella de la tarde

I ¡Salud, oh estrella de la tarde!, rosa del jardín del crepúsculo brotada; ¡salud, estrella de la tarde!, hermosa cual virgen al festín aparejada. ¡Estrella del amor!, cuando te miro brillar entre las sombras ¿por qué, dime, triste...

La mañana

Leve cinta de luz brilla en Oriente, como la fimbria de oro del ropaje del sol resplandeciente; y éste es el nuncio de la luz del día. El pueblo de las aves que dormía en el regazo de callada noche rompe el silencio en armonioso coro, y un cántico...

Los árboles

Del África abrasada en las arenas, de la Siberia en el perenne hielo, en la sierra, en el llano, del polo al ecuador; con larga mano, cual las estrellas pobló su vasto cielo, así los espació Dios Soberano por toda la ancha faz del grande suelo. Nacen...
Poemas de Julio zaldumbide

Comentarios

Aún no hay ningún comentario.

Debes estar registrado para poder escribir comentarios. Si lo deseas puedes registrarte ahora


Nombre y apellidos:

Email:

Contraseña:

Al enviar enviar este formulario declaro haber leído la política de privacidad y los términos y condiciones.









Epoca


Movimiento


Nacionalidad



También te puede interesar




Manuel Crespo Crespo




Jesus David Mercado Velasco




Carolina Picado Durán




WILMER CANTILLO