Estás en:      >     >  

Giacomo leopardi


Compártelo

Comparte por whatsapp Comparte por twitter Comparte por facebook Comparte por google+ Comparte en Pinterest Comparte por mail


Biografia

(Recanati, Italia, 1798-Nápoles, id., 1837) Escritor italiano. Educado en el ambiente austero de una familia aristocrática provinciana y conservadora, manifestó precozmente una gran aptitud para las letras. Estudió en profundidad a los clásicos griegos y latinos, a los moralistas franceses del siglo XVII y a los filósofos de la Ilustración. A pesar de su formación autodidacta, impresionó muy pronto a los hombres de letras y los filólogos de su tiempo con su erudición y sus impecables traducciones del griego. Su frágil salud se resintió gravemente a causa de esa dedicación exclusiva al estudio.



Giacomo Leopardi
La lectura de los clásicos despertó su pasión por la poesía y formó su gusto. En Discurso de un italiano sobre la poesía romántica (Discorso...

Ver biografia



Poemas de Giacomo leopardi

Lxi los muertos envidiados

Miraba Calderón (no el de la Barca, sino el que fue ministro del monarca Don Felipe tercero), Rodrigo Calderón miraba, digo, un cementerio de Madrid un día, y en él halló un letrero cercano del umbral, que así decía: Amigo y enemigo aquí...

El sueño

Era el alba, y detrás de los postigos por el balcón el sol insinuaba la luz primera en mi cerrada alcoba; cuando en el tiempo que es más leve el sueño y más suave cubre las pupilas, junto a mí vino, y me miró ala cara el simulacro de la...

El pintor ciego

Faltó la luz al genio peregrino, De la gloria de Aquiles instrumento; Mas sin la luz quedole el pensamiento, Y a la inmortalidad libre el camino. Vendad los ojos con doblado lino A Filias y Arïon: Fidias a tiento La cera esculpe,...

Xxv el árabe hambriento

Perdido en un desierto un árabe infeliz, ya medio muerto de sed, hambre y fatiga, se encontró un envoltorio de vejiga. Lo levantó, le sorprendió el sonido, y dijo de placer estremecido: Ostras deben de ser. -Mas al verterlas, -¡ay! (Exclamó)...

A la batalla de waterloo

Soneto de pies forzados Ea, quien tenga de valor un cacho, Dijo Napoleón, sígame al cerro Donde fuego nos hace tanto perro, Y del pendón inglés no quede hilacho. Yo a vuestra frente montaré en un macho Que pació solamente...

Viii la rosa amarilla

Amarilla volviose la rosa blanca, por envidia que tuvo de la encarnada. Teman las niñas convertirse de blancas en amarillas.

Las tres bellezas

Versos para la primera distribución de premios a la virtud, celebrada en Madrid. Dijo en el Pindo un pastor A las hermosas de allí Bellezas, venid a mí: Quiero cantar la mayor. Tres solas fueron al juez Por la vega ancha florida:...

La reina doña isabel ii

La Reina Doña Isabel II en la declaración de su mayoría Coplas en castellano antiguo Ley mal aguisada, traída de allende, Vedaba á la fembra sobir al dosel: Tú nasces, y en brazos Castilla te prende, É grita Castilla: Que regne...
Poemas de Giacomo leopardi

Comentarios

Aún no hay ningún comentario.

Debes estar registrado para poder escribir comentarios. Si lo deseas puedes registrarte ahora


Nombre y apellidos:

Email:

Contraseña:

Al enviar enviar este formulario declaro haber leído la política de privacidad y los términos y condiciones.









Epoca


Movimiento


Nacionalidad



También te puede interesar




Rudys Natanael Acosta




Víctor Hugo Quintanilla Coro




isabela loaiza ruiz




isabela loaiza ruiz