Estás en:      >     >  

Poemas de inma luna.


Peligro de derrumbe

Inma Luna
escucho cómo cruje trago saliva y escucho su sonido espaciado y sagaz adivino el hollín y me pongo un sombrero salgo a la niebla pisando las piedras angulosas con la intención robusta de quedarme de pie sobre la música que emano la dureza entrenada...

Palabras como acto inevitable

Inma Luna
En el gesto diario del beber de las plantas está cada palabra que escribo para ti, para ti y para todos. La punta de la lengua que se quemamientras hago el café, cuando me pillo un dedo con la puerta y la uña morada golpea el azulejo con la rabia...

Nunca dices la palabra adecuada

Inma Luna
Aunque todo está pasando cerca, lo sabemos, mantenemos la consciencia, la conciencia, aunque eso es así –y hay tormentas que se llevan a la gente por delante–, aunque todo eso sea y es, tenemos este hueco en el que sólo entra el azul, entra...

No estoy limpia

Inma Luna
No estoy limpia. Vengo de un cuento de hombres y mujeres tan verdad y mentira como cualquiera. No hace falta contar lo que se ve en mis brazos, lo amordazado de mis ingles. Tú sabes. Yo aprendo. Esa es la parte buena del negocio. Que estoy dispuesta....

Ni nadie

Inma Luna
Nadie me conoce. Ni mi psiquiatra. Ni la alcachofa de la ducha. Ni mi taza de café. Ni mis pestañas. Nadie sabe nada de mí. Nadie me ha descubierto todavía. Ni mis sujetadores. Ni mis bragas. Ni mi pinza de depilar. Nadie se asoma a mis...

El árbol de los fluidos

Inma Luna
A veces me imagino Abierta en canal Como un cordero La columna rigiendo una de las mitades Mi cabeza tajada por el centro Con simetría Los sesos equitativamente repartidos No veo, sin embargo, en ello Un espectáculo siniestro Más bien el modo...

Cuchillo y tenedor para desmenuzarnos

Inma Luna
Nos vemos en la escena negra y brillante, dos actores insólitos que no se lo esperaban. Te voy cortando en trozos un mensaje de amor y lo pongo en tu boca como un pan complicado. No voy a parecer desasistida. Esto es lo único que cuenta: estoy...

Cosas extrañas que sin embargo ocurren

Inma Luna
Salgo de casa dejando bajadas todas las persianas. Huele a cebolla. Respiro lo mínimo arrugando la nariz consciente de que ya no hiervo en esta sopa. Desayuno dos cafés, uno detrás de otro. El segundo lo tomo con mi madre; ella moja unos churros mientras...

Con una inquietud que levanta la tapa de las alcantarillas

Inma Luna
No sé jugar a nada. Ahora parece que la niebla cumple su compromiso de forrarme las manos. Es lo que tiene ir de avispada, perderse en casas grandes, imaginarse entera desde el principio. Me hablan de mi vida quienes la desconocen y admiran lo...

Apología del pelo revuelto

Inma Luna
Utilícese en seco para disciplinar los mechones rebeldes (En la etiqueta de la crema definidora de rizos Deliplús) A qué viento esperamos, a qué arrasador tsunami. Hasta cuándo estaremos aquí -peinados- inconcebiblemente quietos. Ellos...

A cala

Inma Luna
En el corte se averigua la savia, se sabe del jugo, de la humedad que contienen las vías. Al tajar a fondo se aprecia el sabor del corazón. Si rezuma, merece que te lo comas vivo.

Categoria









Poetas

Gil Vicente

(Lisboa, h. 1465 - Évora, Portugal, h. 1536) Dramaturgo, músico y actor portugués. El teatro portugués...

Francisco De Figueroa

(Alcalá de Henares, 1536 - id., ¿1617?) Poeta español. Viajó por Italia y...

Poemas

El ave del paraíso

Ved el ave inmortal, es su figura; la antigüedad un silfo la creía, y la vio su extasiada fantasía cual...

Reloj

Le retrasa el corazón. Y no está en darle cuerda el caso. ¡Cuánto más anda es peor!

Abeja y oveja

Abeja y oveja y parte en la igreja, desea a su hijo la vieja». Uno, dos, tres y cuatro, cinco,...

El chal

¿Qué deseas para abril? Te preguntó tu galán y besándole en la boca respondiste con afán. Para...