Estás en:      >     >  

Poemas cortos


Flamigero Resplandor

Francisco
Hoy tus albores, traen atestados algodones de empapados fuegos. Y orillas de rematados tizones, brillan chispeando de incandescentes girones, Arambeles de desgarrados vientos, que con la aquiescencia del tiempo, vuelan arando su huerto de arabescos surcos,...

De dorila

Lisarelys
Al prado fue por flores la muchacha Dorila, alegre como el mayo, como las Gracias linda. Volvió a casa llorando, turbada y pensativa, el trenzado sin orden las colores perdidas. Pregúntanle qué tiene, y ella llora afligida; háblanle no...

La primavera

Agustina
La primavera besaba suavemente la arboleda, y el verde nuevo brotaba como un verde umareda. Las nubes iban pasando sobre el campo juvenil. Yo vi en las hojas temblando las frescas lluvias de abril. Bajo ese almendro florido, todo cargado de flor recorde,...

La luna

Agustina
La luna tan clara, brillando en la altura, asoma su cara muy blanca de harina, por entre la oscura nocturna cortina. La estrella saluda a su paso, pues ella bien sabe que es este el mundo payaso del circo celeste.

NO CONSIGO IMAGINAR

JUAN ANTONIO ARQUERO GARCIA
Dedicado a mi adorada esposa en el día de su santo. Con todo mi amor. No consigo imaginar No consigo imaginar como podría vivir, sin que fueras tú a estar. Antes me siento morir. ...

Soneto

Denis Diaz
Todo cambia en fracciones de minuto es una ley que rige al universo. Lo que ayer era amor hoy es inverso, lo que ayer era flor hoy es el fruto. Nada es eterno, tampoco es absoluto. A veces es la vida un simple verso y en un instante, el porvenir, adverso nos...

La rosa

Óscar Distéfano
Radiante está la rosa en una esquina, como una reina en cuyo trono exhala halo y fulgor en la apacible sala, desbordante tersura femenina. En el jarrón reluce matutina con rojos pétalos la ardiente gala, mientras la luz en gradación avala la majestad...

Uno, dos, tres, diez

Carlos Ardohain
Uno, dos, tres, diez huellas, pasos, más allá el torturador doméstico de cada día encadena horrores entre el ocaso y el desayuno. Aquí ya nadie duerme, las primeras sombras son también las últimas luces, dormir, soñar, volar de nuestros cuerpos, lo...

Hace un tiempo perdí mi mano derecha

Carlos Ardohain
Hace un tiempo perdí mi mano derecha en una batalla en Plaza de Mayo en medio de un torbellino de gases machetes y caballos fue una hermosa escena barroca donde la sangre era el pigmento dominante ahora, con mi capacidad de acariciar reducida en un...

La máscara de la ciudad se ablanda en esta hora

Carlos Ardohain
La máscara de la ciudad se ablanda en esta hora en la que queda tan poco para ver... un reflejo dorado en la cara oeste de los edificios, un indicio de luna y este vaho caliente que crece como una marea enferma. Nadie entiende esta luz de despedida. Fragmentos...

Carta a Lua Ralip

Gonzalo Márquez Cristo
Ciego no es el prófugo de los colores Sino de las tinieblas. Sordo no es quien ha perdido los sonidos Sino el silencio. Agéusico no es quien carece de gusto Sino aquel que extravió el sabor del agua. Mudo no es el escindido de su voz Sino...

Un sutil beso

Jose luis velasquez arraiz
Un beso significante con mar sabor a orilla e inciensos de aromas y perfumes tuyo. “Un sutil beso” como respuesta a caminos de esperanzas esparcidos en oportuno vuelo. Un beso tuyo y mío. De labios juntos a puro cielo como remanso...

MENTIRAS MUDAS

Eve V.Gauna Piragine
Ella duerme un cansancio acunado en el útero de la memoria. Mece entre las manos sus ojos sonámbulos y les canta cenizas que amordazan las horas. Ella es libre encerrada por las jaulas de la noche. El sol le calcinó el corazón. Y miente cuando...

Diciembre

María José Mures
Dejadme contemplarla: sus pies cubiertos de jazmín, sus senos juveniles su cuerpo rosado y puro. Dejadme que la abrace y cuando haya terminado cubridla con el velo del adiós.

Abril

María José Mures
Todas las noches besaba mi foto y la guardaba en el cajón, todas las noches me amaba en secreto desde sus labios al cajón. Un día cerré los ojos besé la foto al abrirlos vi que no era yo.

Siguiente

Categoria









Poetas

Giacomo Leopardi

(Recanati, Italia, 1798-Nápoles, id., 1837) Escritor italiano. Educado en el ambiente austero de una...

Poemas

Tríptico ii el agua enamorada

Sauce, mírate en mí. Me pondré quieta para servir de espejo a tu ramaje. Sauce, ¿no tienes sed?...

Heces

Esta tarde llueve, como nunca; y no tengo ganas de vivir, corazón. Esta tarde es dulce. Por qué...

A ángela

Ángela, melancólica mi alma hacia tus brazos encamina el vuelo ansiosa de encontrar en ellos calma. Que,...

Lluvia

La tarde se aburre con su lluvia color de vidrio viejo (No hay novedad posible y la espera es tan...