Estás en:      >     >  

Poema


En la cafetería

Oriada Dajko
En la cafetería, como en cualquier otro día sin innovación, entre sonidos olvidados, volvemos a una vieja conversación. Acerca de aqui, en el café durante años en el mismo escritorio, con un café se hundió la soledad. Érase una vez, hace muchos...

POEMA SATÍRICO AL AMOR

Silvia Patón Cordero
A los que me ayudaron a componer estos versos. Ballestero que de oro exhibes las flechas, fatigoso contrincante, fiero amigo, sin cabalgaduras el arresto lo echas y se hunde en carne indefensa y sin abrigo. Recursos agolpas en viras estrechas; que...

OBJETO DE LA PROHIBICIÓN

Silvia Patón Cordero
Han colaborado en este poema Alberto R., Vicente y Héctor. Objeto de la prohibición, amargo candidato por juramento común; argonauta de imposible navío Argo, pues que me devastas igual a simún. Delibero y pienso que sujeto a amarras siempre inoperante...

A ALONSO DE ERCILLA

Silvia Patón Cordero
Incorpórea huella nos gravaste, Ercilla, de extravagantes formas, inconfundibles, en el peninsular terruño y en América; que todo tu legado nos acaudilla. Oceánico regalo entrecomilla los límites de los indios susceptibles, continuando frente a...

UN HIMNO PURO

Silvia Patón Cordero
Inspírame, musa, el ideal y nexo de mi llama peculiar, inextinguible, y todo lo simultáneo y conexo, por que completase en ser lo imprescindible. ¡Ah, preferencia y excepción motivada, estigma o causa preseguida de aprecio, tú que destacas en cariz...

Por el olvido

Eugenio Florit
"Todo es triste al volver", pero volvemos con la suave tristeza de una tarde de otoño a lo que ayer nos apresaba. Siempre volviendo estamos porque aún vivimos. Luego será-tal vez será-el olvido allí donde se encienden las estrellas que desaparecieron...

ABANICOS DEL OLVIDO. ANA MARÍA MANCEDA

Ana María Manceda
*ABANICOS DEL OLVIDO* ANA MARÍA MANCEDA Noche y las sombras de las hojas de los árboles nocturnos. Abanicos fantasmas refrescando amores en las puertas de los zaguanes. El aire del trópico, la música caribeña de la radio se expande...

Flamigero Resplandor

Francisco
Hoy tus albores, traen atestados algodones de empapados fuegos. Y orillas de rematados tizones, brillan chispeando de incandescentes girones, Arambeles de desgarrados vientos, que con la aquiescencia del tiempo, vuelan arando su huerto de arabescos surcos,...

De dorila

Lisarelys
Al prado fue por flores la muchacha Dorila, alegre como el mayo, como las Gracias linda. Volvió a casa llorando, turbada y pensativa, el trenzado sin orden las colores perdidas. Pregúntanle qué tiene, y ella llora afligida; háblanle no...

La primavera

Agustina
La primavera besaba suavemente la arboleda, y el verde nuevo brotaba como un verde umareda. Las nubes iban pasando sobre el campo juvenil. Yo vi en las hojas temblando las frescas lluvias de abril. Bajo ese almendro florido, todo cargado de flor recorde,...

La luna

Agustina
La luna tan clara, brillando en la altura, asoma su cara muy blanca de harina, por entre la oscura nocturna cortina. La estrella saluda a su paso, pues ella bien sabe que es este el mundo payaso del circo celeste.

NO CONSIGO IMAGINAR

JUAN ANTONIO ARQUERO GARCIA
Dedicado a mi adorada esposa en el día de su santo. Con todo mi amor. No consigo imaginar No consigo imaginar como podría vivir, sin que fueras tú a estar. Antes me siento morir. ...

Soneto

Denis Diaz
Todo cambia en fracciones de minuto es una ley que rige al universo. Lo que ayer era amor hoy es inverso, lo que ayer era flor hoy es el fruto. Nada es eterno, tampoco es absoluto. A veces es la vida un simple verso y en un instante, el porvenir, adverso nos...

La rosa

Óscar Distéfano
Radiante está la rosa en una esquina, como una reina en cuyo trono exhala halo y fulgor en la apacible sala, desbordante tersura femenina. En el jarrón reluce matutina con rojos pétalos la ardiente gala, mientras la luz en gradación avala la majestad...

Uno, dos, tres, diez

Carlos Ardohain
Uno, dos, tres, diez huellas, pasos, más allá el torturador doméstico de cada día encadena horrores entre el ocaso y el desayuno. Aquí ya nadie duerme, las primeras sombras son también las últimas luces, dormir, soñar, volar de nuestros cuerpos, lo...

Siguiente

Categoria









Poetas

Vicente Gaos

(Valencia, 1919- id., 1980) Escritor español. Su obra poética evolucionó de un inicial clasicismo...

Poemas

Poeta de provincia

Parezco un gran murciélago tremendo, lengua del mundo a una edad remota, con un balazo en la garganta,...

500 años

No es que los indígenas estemos viejos; es el peso de la pobreza, de la indiferencia, de la injusticia, lo...

Carreta de viento dos

Sufro mucho, como un niño, porque no soy capaz de dejar el vicio tan mal visto de comerme las uñas. Y...

A la rigurosa acción con que san ignacio redujo un pecador

Verso ajeno: Ardiendo en aguas muertas llamas vivas GLOSA En tenebrosa noche, en...